Blogia
Mónica, la profa de castellano

"No entiendo Amor y pedagogía ¿de qué va?

Don Avito es un defensor a ultranza de la ciencia positivista y de la pedagogía sociológica que vive dedicado al estudio. Llegado a una edad en la que cree que debe casarse decide hacerlo poniendo en practica sus teorías científicas. Para ello comienza por elegir una novia capaz de ser la madre del futuro genio,( la materia) Leoncia Carbajosa. Decidido le escribe una carta de amor que incluye los argumentos de su teoría científica del matrimonio pero el día que visita a Leoncia a su casa para parle la carta conoce a Marina, se enamora y finalmente se casa con ella, a pesar la voz interior que le dice. “Has caído en el instinto. Poco después de la boda comienza la labor de engendrar al futuro genio pero a su pesar éste también es hijo del instinto, no de la ciencia. Aun así, confirmado el embarazo Avito prosigue con sus teoría. Nace Apolodoro, un niño, por tanto individuo genéticamente capaz de ser genio, y su padre le aparta de las dulzuras maternas para instruirlo en el uso técnico del martillo y las palancas. La educación paterna se completa, o mejor, contrapesa con la de don Fulgencio, un filósofo en cuyas manos recae la educación del niño y que cree en la educación social, es decir, en que el niño debe educarse junto a otros niños de su edad. Mientras tanto Marina vuelve a estar embarazada, esta vez de una niña, Rosita, de cuya educación se cuidará Marina por ser niña, colmada de besos y abrazos de los que carece Apolodoro. A medida que crece don Avito comprueba las habilidades del hijo como orador, como inventor, veterinario pero demuestra no tener cualidades para ello. En cambio don Fulgencio le dice que debe ser único. Entonces conoce al poeta Menaguti y decide hacerse poeta al tiempo que se enamora de la hija de don Fulgencio, Clara. Pero a Clara le atrae Federico Vargas y rechaza a Apolodoro el cual también recibe la humillante consigna de Menaguti para que abandone la poesía y mate a su rival o se mate él mismo. Ante tal fracaso el joven Apolodoro decide suicidarse aunque antes descubre a Petra, una joven criada de su casa que ante la tristeza del chico se interesa por él. Al mismo tiempo Rosita, la hermana enferma y muere acrecentándose la pena y el sentido de culpabilidad de Apolodoro que siempre la envidió. En una de las ocasiones en que Petra se preocupa por el señorito mantienen relaciones sexuales y la chica se enamora de Apolodoro. Cuando se suicida don Avito y Marina descubren que van a ser abuelos y aceptan a Petra como a una hija y como una segunda oportunidad para aplicar fielmente sus teorías pedagógicas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres